Ficha Técnica

fototomi

NOTAS DEL DIRECTOR

Esta es la primera película que hago que no surgió inicialmente de un deseo propio.  Eva Puente, la escritora del libro que lleva el mismo título que la película, me insistió en conocer a Jack Fuchs ya que, según ella, tenía la impronta de los personajes a los que suelo retratar en mis documentales A decir verdad, no tenía intenciones de hacer un film sobre un sobreviviente del Holocausto. Me parecía una temática compleja, inabordable.

Sin embargo, un día decidí conocer a Jack e, inmediatamente después de las primeras charlas, me apropié del deseo de hacer la película. Jack es un ser humano excepcional. Y no solamente por ser historia viva. Es lo más parecido a un sabio que he conocido.  A todos los que lo conocemos nos sucede algo de lo más extraño cuando lo visitamos: salimos de su casa con una alegría y vitalidad que nos descoloca.  El sentido común dice que uno no debería salir con semejante estado emocional luego de visitar a un sobreviviente de Auschwitz. Es que cuesta creer que Jack, que jamás se victimiza, haya sufrido los peores horrores que un ser humano se pueda imaginar durante la Segunda Guerra Mundial.

Jack guardo silencio 40 años. El mismo tiempo que el exilio judío en el desierto.  Pero cuando comenzó a hablar, literalmente no paró de hacerlo. Se convirtió en su misión en la tierra. Entre esas tantas frases lúcidas, suele decir que no es conveniente “arrojar cadáveres ensangrentados” cuando se trata del delicado arte de la transmisión del Holocausto.

Junto con el equipo de trabajo, intentamos no plasmar esta idea en la película para no caer en la pornografía del horror, punto de vista que obturara cualquier posibilidad de llegar a algún grado de reflexión. Su discurso es, sencillamente, irrebatible: “el hombre mata por matar”. Punto. Parece no haber salida de esta enunciación.

Sin embargo Jack es un hombre verdaderamente humano, de una calidez extrema, al que no le queda otra que creer y desear un mundo mejor.

Tomás Lipgot

SOBRE EL DIRECTOR

Tomás Lipgot nació en la Patagonia argentina en 1978, es director y productor de cine. Dirigió diez cortometrajes y en 2005 realizó su opera prima de ficción, “Casafuerte”. En el año 2010 estrenó los largometrajes documentales “Fortalezas” y “Ricardo Becher, Recta Final” y en 2011 estrenó el documental “Moacir”.

Todos sus trabajos recorrieron diversos festivales mundiales y han obtenido diversos reconocimientos y premios. Es fundador de la productora Duermevela, con la que realizó sus films, y además coprodujo varios largometrajes de ficción. En la actualidad está realizando la preproducción -en coproducción con el estudio de animación Hookup- de su largometraje de animación “Gilgamesh”, basado en “La epopeya de Gilgamesh”, la historia más antigua de la humanidad, escrita hace 4000 años aproximadamente. También está trabajando en un nuevo documental sobre el pueblo gitano.

El árbol de la muralla” es su quinto largometraje.
 

FICHA TÉCNICA

 

Guión, Producción y Dirección: Tomás Lipgot

Producción Ejecutiva: Constanza Sanz Palacios

Montaje: Leandro Tolchinsky

Música: Pablo Nemirovsky

Investigación: Eva Puente

Dibujos: Nahuel Ferreyra

Sonido: Andrés Polonsky

Director de Animación: Pablo Calculli

Cámara: Tomás Lipgot

Asistente de producción: Teresa Ogas

Postproducción de Imagen: J. Marino Morduchowicz

2012- 75 min- COLOR- VIDEO HD- ATP

 

Producida por Duermevela con el Apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), la Fundación Universidad del Cine (FUC), la Embajada de Polonia en Buenos Aires y la Cancillería Argentina.

más info en: www.duermevela.com.ar

contacto: info@duermevela.com.ar

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>